ETIQUETA Y PROTOCOLO EN EL RESTAURANTE

En la mesa las buenas maneras son fundamentales, por eso antes de ir a un restaurante debemos tener claras unas pequeñas pautas de protocolo. Un buen uso del protocolo nos servirá para comunicarnos con otras personas correctamente en momentos concretos.

  1. Para sentarnos, nosotros mismos apartaremos la silla y nos sentaremos en una posición vertical, ni muy echados hacia delante ni muy echados hacia atrás. La forma correcta de colocar los brazos es apoyando los antebrazos en la mesa y no los codos.
  2. El uso de los cubiertos lo haremos de fuera hacia adentro, según como nos los encontremos en la mesa, yendo en consonancia con el menú que hayamos elegido. Los cuchillos nos los encontraremos a la derecha con el filo hacia dentro y los tenedores a la izquierda con las palas hacia arriba; en caso de los cubiertos de postre los encontraremos en la parte frontal de nuestro plato de presentación.
  3. Nuestro pan es siempre el que se sitúa a la izquierda de nuestro plato principal, evitando quitarle el pan a nuestro vecino. Solamente debemos cortar el trozo de pan que vamos a comernos.

Desgraciadamente arrastramos la costumbre decimonónica de que los zurdos están mal vistos y en el protocolo poco tienen que hacer, todo está basado en las derechas y son los zurdos los que se tienen que apoyar en las normas y no es a la inversa.